jueves, 15 de febrero de 2018

Cosplay Black Cat


    
   El lado fuerte del personaje de Black Cat, por fuera del mundo de papel de las historietas de Marvel, son las convenciones de cosplay. Las chicas cosplayers quieren verse sexies luciendo el catsuit de gata y el personaje de Black Cat les aporta el brillo adicional de la melena blanca que las vuelve originales y exóticas. Al no gozar de la inmensa popularidad de Catwoman o de Wonderwoman, las cosplayers de Black Cat conservan ese espíritu selecto de interpretar a un personaje de historieta que es exclusivo para fans. Aquí están doce blackcats para el calendario de este mes, entre ellas la famosa  cosplayer Yaya Han.  




Enero. Katie George




Febrero. Shutupandduelme




Marzo. Yaya Han




Abril. Whitelemon




Mayo. Riddle1




Junio. Badluckykitty




Julio. Destiny Nickelsen




Agosto. Yaya Han




Septiembre. Katybear25




Octubre. Yukilefay




Noviembre. Nihilistique




Diciembre. Nimfodrel




lunes, 5 de febrero de 2018

La Reina Africana y su sumiso inglés








   La atracción que sentí en el momento en el que la vi fue inmediata y me tomó por completo. Luego de la primera cita, no pude dormir de la emoción. Esa noche pensé en los nombres de los hijos que tendría con ella. En mi cabeza, yo sabía que ella sería mi esposa. La frase no es del guión cursi de una telenovela vespertina sino que fue dicha por uno de los íconos de la vanguardia y la música del siglo XX, David Bowie. Para el polifacético artista, su encuentro con la modelo somalí Iman le cambió la vida. Estarían juntos por casi un cuarto de siglo en una de las historias de amor más poderosas del mundo de la música hasta que la muerte le puso un amargo cierre dos años atrás.

   Se conocieron en una cena de amigos en común a mediados del año 1990 y él quedó petrificado frente a la presencia de la morocha, una de las mujeres más bellas de la era dorada de las modelos. El flechazo, de todas maneras, no fue mutuo. Siendo franca, no quería involucrarme en una relación con alguien como él, confesaría ella años después.

   No faltaban motivos a la bella para ser escéptica: el artista era conocido mundialmente por sus excentricidades y, en ocasiones, por varias leyendas sobre sus excesos. En los años setenta, hasta Mick Jagger estaba preocupado por la cantidad de cocaína que Bowie consumía. Esas conductas ya se habían terminado pero Iman no lo sabía.

   Cuando se conocieron él tenía un hijo con su primera esposa, el hoy cineasta Duncan Jones, mientras ella tenía una hija con el basquetbolista Spencer Haywood, de quien se divorció al año de haberse casado.

   No quería involucrarme con una estrella de rock. De ningún modo, yo sabía que eso no era algo sano. Era claro que él estaba obnubilado, pero yo no estaba lista para tener una nueva relación, le confesó la modelo a The Guardian en 2014. Pero el hombre que había sido Ziggy Stardust no se iba a dar por vencido fácilmente. Desde el momento en el que la conoció y durante tres semanas consecutivas, la intentó conquistar de diversas maneras, tratando de que viera por sí misma que estaban hechos el uno para el otro. Debo confesar que David cambió la manera en que pensaba sobre él, realmente me cortejó hasta convencerme, reveló ella.






   Para Iman, el amor llegaría en el momento más inesperado y con un gesto tan pequeño como significativo: Recuerdo que un día estábamos en la calle, mis zapatillas se habían desatado y antes de que me diera cuenta David estaba arrodillado en medio del asfalto atándome los cordones. Ahí pensé que él era un guardián y que debía ser mío.

   Llegada la revelación, el camino al altar fue rápido. La pareja se casó dos años más tarde, el 24 de abril de 1992, en una pequeña ceremonia civil en Lausana, una ciudad en el lago de Ginebra en Suiza. Algunos días después, hicieron una fiesta más grande en Florencia, Italia, pero llovió sin parar y arruinó sus planes. Recuerdo que eso me puso de mal humor, pero los invitados me decían: no te quejes, vas a estar casada con él y serán felices. Y no se equivocaron, le reveló Iman a Naomí Campbell en una entrevista en 2013.






   Su hija, Alexandria Zahra Jones, llegaría en 2000, en un parto que presenció Bowie, siendo él mismo el responsable de cortar el cordón umbilical. Siempre nos sentimos muy unidos pero aunque parecía imposible, ahora estamos aún más cerca. Hay una felicidad que nos rodea que es casi palpable. Nuestras vidas han sido enriquecidas de manera increíble de la noche a la mañana, le dijo a Hola! tras el nacimiento .

   Para el músico, formar una familia fue el fin de la sensación de soledad que había tenido siempre antes y que era muy, muy, muy fuerte. Esta unión duró muchos años, en los cuales la pareja se ubicó lejos de los flashes de los paparazzi, cultivando su privacidad y un rico universo personal, en donde él solía pintar y ella bordar escuchando buena música.

   Vivieron principalmente en Londres, Nueva York y en una isla del Caribe llamada Mustique, pero jamás permitieron que haya fotos de ninguna de esas propiedades, como parte del bajísimo perfil que ambos cultivaban, aunque esto no significaba solemnidad. Nos divertimos mucho juntos. Él es muy inglés, en el sentido de que es todo un señor. David no pelea: simplemente se queda callado. Yo soy la pasional, la que grita. Pero de inmediato me hace reír y ya no estoy enojada. Es como un cabaret y yo también sé entretenerlo. Y aún después de todos estos años, David me sigue encantando, contó la morocha en 2010.







   
   En un ambiente lleno de hipocresía e intereses, Iman y David encontraron el amor verdadero, que cuidarían hasta el final. Dos días antes de que se conociera que el músico había fallecido tras luchar contra el cáncer, su esposa deslizó algunas pistas en tres posteos de Instagram que vistos en retrospectiva dan cuenta del intenso dolor por el que atravesó en la etapa final de la enfermedad. En ocasiones, no conocés el verdadero valor de un momento hasta que no se convierte en un recuerdo, escribió.
  
   Hoy pienso que me enamoré de David Jones. Bowie es un personaje, un cantante, un entretenedor. David Jones es el hombre que conocí y que amé, confesó ella. Él, mientras tanto, no sólo en una ocasión la comparó con una mezcla perfecta de Sophia Loren y Audrey Hepburn sino que siempre recordó esa primera noche en la que la vio: Jamás había sentido algo así, con tanta pasión, en mi vida. Simplemente supe que ella era la indicada para mí.


I would walk forever just to be in your arms again
Iman




http://www.lanacion.com.ar/2099033-david-bowie-e-iman-un-amor-a-primera-vista-que-duro-mas-de-20-anos

martes, 30 de enero de 2018

Black Cat



   Black Cat hizo su debut en la revista de Marvel Amazing Spiderman, en 1979. Creada por el dibujante Keith Pollard y el libretista Marv Wolfman  la gata negra de melena blanca no pudo escapar de entrada al estigma de quienes la consideraban una mera copia de la  Catwoman de DC Comics pero en versión Marvel aunque Wolfman jura y perjura que no tuvo en cuenta a Catwoman a la hora de crear el personaje. La belleza de Black Cat y su sex appeal, su traje negro, un catsuit ajustado que exhibe al detalle todas sus curvas, sus movimientos siempre en la frontera de lo legal pero sin caer abiertamente en la delincuencia y su relación tortuosa con el héroe de la historia; todo conduce a establecer un paralelismo inevitable entre Black Cat/ Catwoman, Felicia Hardy/Selina Kyle, Spiderman / BatmanPeter Parker / Bruce Wayne. Pero a diferencia de su felina hermana de DC Comics, retratada hasta el cansancio y protagonizada por diosas de la pantalla como Julie Newmar, Michelle Pfeiffer o Anne Hathaway, Black Cat no ha llegado al cine y no  pasa de ser un personaje de cosplay o de alguna serie de televisión. Un caso parecido al de Vampirella, que también espera su consagración en la pantalla grande.

   En el año 2002, con dibujos de Terry Dodson, Marvel levantó el protagonismo de Black Cat lanzando The Spiderman and the Black Cat. Terry es un maestro en el arte de dibujar heroínas sensuales con fuertes características Femdom (la diosa transexual Mantra es uno de sus mayores logros). Esta es la Black Cat de Terry Dodson.


























































Terry Dodson y una Black Cat cosplayer

viernes, 19 de enero de 2018

10 Sensuales y Femeninas. Ladies in boots. Los 60's (1967 - 1969)


Brigitte Bardot




Nichelle Nichols



   Esta es la segunda serie de videos 10 Sensuales y Femeninas. Ladies in boots. Los '60s, que homenajean a las actrices que hicieron historia luciendo botas en las pantallas de los años sesenta. La primera serie de videos posteada el año pasado abarcó de 1963 a 1967. Este nuevo topten va desde 1967 a 1969, años decisivos en la historia del fetiche porque son los del afianzamiento de la bota fashion como calzado femenino de seducción.

   La colección '68 de Pierre Cardin y la búsqueda estética de otros diseñadores, entre los que ya destaqué a André CourrègesYves Saint - Laurent y Beth Levine, tuvo su correlato inmediato en los films contemporáneos, que contribuyeron como ningún otro medio a difundir la belleza y el excitante poder femenino que exhalaban las mujeres calzando botas. La afición de las chicas de los sesenta en las principales capitales del mundo por usar botas junto a sus minivestidos y minifaldas crecía sin pausa hacia fines de la década. Desde King's Road en Chelsea, que lideraba la movida londinense, e irradiando hacia todo el mundo occidental, las botas ya estaban por todas partes.







   Al mismo tiempo, el alto precio de las botas de cuero había generado un verdadero boom en el uso del plástico que dispararía la siguiente fase en la historia del fetiche. El vinilo no sólo era un material más económico. También era más flexible, lo que permitía a los diseñadores jugar con una amplia variedad de posibles ideas y además ampliaba la paleta de colores. Comenzaron a aparecer botas de cañas brillantes y en audaces colores: el reino opaco del marrón, del negro y del blanco comenzó a ser desafiado por botas plateadas, rojas, doradas, violetas, rosadas....

   En los años finales de los sesenta, las botas ganaron en brillo y colorido, se hicieron cada vez más altas sobre los muslos y el uso del vinilo permitió un perfecto agarre en la caña y en la rodilla. El efecto visual de la combinación bota - minifalda fue tan notorio que las nuevas botas fueron enseguida adoptadas como accesorio sexual favorito por las chicas sexies de las discotecas y por las prostitutas. Se abría un excitante panorama sexual que se vio reflejado en el cine a través de las bellas actrices de la época, una época revolucionaria y maravillosa y hoy quiero revivirla en mi Magazine.    




Jane Fonda

    


Puesto 10.  Las chicas de Star Trek.

La serie Star Trek salió al aire en 1966 por la cadena norteamericana NBC y en su primera fase abarcó setenta y nueve episodios en tres temporadas hasta 1969. Su autor Gene Roddenberry imaginó una comunidad humana viajando por el espacio en el siglo XXIII en la nave Enterprise en donde no existirían ni el racismo ni el sexismo. Nichelle Nichols, bella, negra, inteligente y de fuerte carácter, fue un símbolo de ese concepto tan audaz para su época. Nichelle ocupaba el rol de especialista en comunicaciones, pieza clave en una nave espacial. Ella era la Teniente Uhura, un apellido que significa libertad en idioma swahili y es protagonista de otro de mis topten de videos Star Wars Fetish.
 
El primer video es un festival de botas brillantes en diversos colores; violetas, verdes, doradas, lilas. El segundo se concentra en las botas altas negras de Nichelle, que además las usa para guardar un puñal (ver 2:55 min.), una clara asociación entre las botas y el poder. Su rival femenina (la actriz Barbara Luna) aparece calzando botas violetas a los 2:00 min.






Puesto 9. La base lunar.

Adrienne Corri es la nueva jefa de una base humana en la Luna (Moon zero two, 1968) y su look recuerda a las modelos de la Space Age Collection de Pierre Cardin. Las botas de Adrienne son muy altas y brillantes, acompañadas por guantes y cinturón vinílicos, minivestido violeta y un casco estilo helmet. Un look futurista para la nueva mujer de fines de los sesenta, una sex symbol con poder.





Puesto 8. La erotísima Annie.

Erotissimo (1968) fue una comedia de tono erótico protagonizada por Annie Girardot, que interpreta a una esposa que desea provocar a su marido con la intención de renovar sus artes amatorias y su poder de seducción. En 1968 ya no podían faltar las botas negras y brillantes para resaltar el femenino poder sexual de la mujer.





Puesto 7. Las chicas de botas doradas.

No todas las botas de los sesenta eran altas por arriba de las rodillas. Girl in gold boots (1968) trata sobre un grupo de bailarinas de Los Angeles involucradas en tráfico de drogas y delitos varios. Las chicas bailan con botas doradas con una caña corta  que nos recuerdan a las inolvidables que usaba Nancy Sinatra en These boots are made for walkin'. Dirigida por Ted Mikels, un especialista en dirigir películas de clase B con la dosis justa de sexo para evitar censuras.







Puesto 6. La bailarina a-go-go.

La primera colección de Paco Rabanne presentada en 1966 se llamó 12 vestidos imposibles de llevar porque estaban hechos casi enteramente de plástico y metal. Resultaba imposible sentarse con ellos y mucho menos bailar. Cocó Chanel, que era muy crítica de esas modernas tendencias, había bautizado a los vestidos y a las botas con brillo metalizado como una moda metalúrgica. En esta escena de Madame and her niece, un film de 1969 protagonizado por Edwige Fenech, una rubia bailarina de discoteca se lleva todas las miradas mientras se contonea sensual en sus botas plateadas y un minivestido espejado al estilo de aquellos diseños de Paco, como éste de la foto.  







Puesto 5. El fuego de Isabel.

La moda de las botas blancas de media caña al estilo Courrèges también había llegado a la Argentina. Asi fue como el diseñador Paco Jamandreu y el director Armando Bo armaron el look de botas blancas con brillo plateado y abrigo de pieles de chinchilla que Isabel Sarli lució en Fuego (1969), mientras paseaba por San Martín de los Andes, buscando satisfacer su insaciable sed de sexo. Nuestra patagónica Venus in Furs.





Puesto 4. La dominatriz de los sesenta.

Azotes, dogging y ponyplaying en esta obra de cine experimental (Vicious blonde,1968) con un inquietante fondo musical de free jazz dirigida por Nick Philips y que muestra sin pudor alguno a Karla Fischer, que es la rubia viciosa que se divierte con su amiga, las dos enfundadas en botas de cuero hasta las entrepiernas, divirtiéndose y humillando a un rico hombre de negocios.





Puesto 3. Mónica Vitti usa la pistola.

La ragazza con la pistola (1968) marcó la definitiva consagración de Mónica Vitti como actriz de comedia. Filmada en Italia y en diversas ciudades del Reino Unido, esta escena la muestra vestida de vinilo y botas negras, corriendo y disparando la pistola con el maravilloso entorno georgiano de la Royal Crescent de Bath como fondo. 






Puesto 2. La muñeca Brigitte.

Las mejores escenas de Brigitte Bardot en El oso y la muñeca (1969). Con botas, minivestido y sombrero en un tono rosa pálido, Brigitte era la muñeca por excelencia en los años sesenta cuando las películas que protagonizaba le aportaban a Francia más divisas que la Renault y que todavía hoy conservan un encanto capaz de clavarle una estaca al control remoto en cualquier tarde de zapping televisivo.




Puesto 1. Barbarella.

Para 1969, los diseños de Courrèges, Paco Rabanne y en especial de Pierre Cardin, habían llevado a las botas hacia las fronteras de lo futurista y la ciencia ficción. Pero cuando se habla de las botas de la astronauta más sexy, las botas que marcarían a fuego la imagen fetichista de esta época, hay que remontarse a un oscuro diseñador italiano de trajes para teatro llamado Giulio Coltellacci. Fue él quien diseñó las botas blancas - plateadas que se sujetaban por una tira negra al corsette con las que Jane Fonda desembarcaría en el planeta Lithion para llevar a cabo su misión de rescate. 














Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...